Dragonfish – Estos pequeños individuos (la mayoría sólo crece cerca de 6 pulgadas de largo) tiene un órgano especial llamado fotóforo que les permite producir luz para atraer a sus presas.


Pez hacha – Sus ojos terroríficos apuntan hacia arriba para  detectar cualquier alimento que podría estar cayendo desde arriba.


Pez piedra -Es el actinopterigio más venenoso, y el contacto directo con las espinas de sus aletas, que contienen un potente veneno neurotóxico, puede ser mortal para los seres humanos


Isópodo gigante -Considerada una de las especies más antiguas del océano, el Bathynomous gigantescus se trata de un isópodo basurero de aguas profundas semejante a una gran cochinilla. La especie, que puede llegar a tener una longitud de un metro, exhibe un exoesqueleto quitinoso segmentado en cabeza, tórax y abdomen. Posee apéndices y antenas pareados y ojos compuestos como los de los insectos terrestres. Este forrajeador de las profundidades no tiene depredadores conocidos y vive en entornos pelágicos yermos que hasta entonces se consideraban inhabitables.


El tiburón boquiancho o tiburón de boca ancha (Megachasma pelagios) es una especie de elasmobranquio lamniforme de la familia Lamnidae. Es una especie inusual y muy rara que fue descubierta en 1976, cuando el primer espécimen conocido llegó a las playas de Hawái. Su descripción científica como nueva especie fue publicada en 1983 por Taylor, Compagno y Struhsaker


Pez rape -Su nombre científico es lophius piscatorius, lo que podría traducirse por lofio pescador, aunque vulgarmente se le conoce más como rape. Sin duda, es uno de los pescados más feos de entre los que figuran en la cesta de la compra. Lo de pescador le viene de un apéndice de su monstruosa cabeza, que funciona como una caña de pescar.


Coffinfish (Chaunax endeavour) – Se asemeja a un globo cubierto de pequeñas espinas y puede hacer que se vea más grande inflando su cuerpo. Puede llegar a tener una longitud de hasta 22 centímetros y vive en profundidades marinas entre 50 y 300 metros.


Fangtooth – Estos tienen los dientes más grandes de todos los peces en el océano (proporcionales al tamaño del cuerpo).


El tiburón peregrino (Cetorhinus maximus) es una especie de elasmobranquio lamniforme de la familia Cetorhinidae. Es el segundo pez más grande del mundo y alcanza los 10 metros de longitud y las cuatro toneladas de peso.Aunque su silueta recuerda a la de un tiburón cazador, con forma hidrodinámica y hocico agudo, se alimenta filtrando el agua. Nada con la boca abierta hasta hacerla redonda y filtra el agua a través de unas inmensas branquias. Se mueve muy lentamente.


Chauliodus Sloani es el nombre científico del pez víbora, un pez abisal que vive a
profundidades de 600 a 3.500 metros, y sube a la superficie durante la noche
siguiendo al plancton (migración vertical). Su mandíbula inferior, dotada de
afilados dientes a modo de colmillos, sobresale por delante de la mandíbula
superior, proporcionándole un aspecto bastante feroz.


Bone worms -Osedax significa comedor de huesos en latín, haciendo referencia a la manera en que estos gusanos excavan galerías en los huesos de los cadáveres de ballenas grises para llegar a la grasa de la que se alimentan. A falta de boca y estómago, digieren estos lípidos gracias a ciertos ácidos que secretan para disolver la materia ósea,liberando el colágeno y los lípidos atrapados en el hueso que luego son absorbidos. El colágeno es metabolizado por ciertas bacterias simbióticas del orden Oceanospirillales, que viven en su interior, y es convertido en otros compuestos orgánicos que sí pueden ser absorbidos.


Tiburón Duende o Goblin –
                  El tiburón duende rosado (Mitsukurina owstoni) es una especie de tiburón que habita en las profundidades, su aspecto es muy característico debido a lo prominente de su hocico, sus mandíbulas tienen la peculiaridad de que en posición de reposo permanecen retraidas y al atacar o alimentarse se proyectan hacia fuera.

El primer espécimen fue capturado por un pescador en la “Corriente de Kuroshio”, cerca de la costa de Yokohama en 1898, el cual lo nombró tenguzame que en el japonés significa, “pez duende” o “pez tengu”. La criatura midió un metro y medio. Otro espécimen fue cautivado y mantenido en la universidad de Tokai Japón, pero murió después de una semana.

El tiburón que puede alcanzar hasta 3,3 metros de longitud y 159 kilogramos de peso habita en todos los mares del mundo exceptuando los polos pero en el Mar de Japón es donde se han encontrado mayor cantidad de especímenes de este animal que vive entre los 250 y 1300 metros de profundidad. Es un depredador muy voraz que se supone se alimenta de calamares y otros peces abisales que engulle con velocidad al retraer sus mandíbulas.

¿Cual se parece al cagante?