Una entrega más de esta morbosa sección de señoritas a las que les gusta andar desnudas en público.
Enjoy nacos.

Quiéranme, soy un puerco con lana.