Vendado de pies (chino tradicional: 纏足, chino simplificado: 缠足, pinyin: chánzú, literalmente «pies vendados» o chino tradicional: 縛腳, “Pies de loto”) es la costumbre de aplicar una venda ajustada a los pies de jóvenes niñas para prevenir su crecimiento.



La práctica posiblemente se originó entre las bailarinas de clase alta de la corte en la temprana Dinastía Song, pero se propagó convirtiéndose en una práctica común en la clase alta y la burguesía. Las clases bajas no lo practicaban puesto que impedía a las mujeres trabajar. El vendado de pies se volvió muy popular al considerarlo los hombres muy atractivo.



Aún hoy en la ciudad china de Cantón, hay familias que se enorgullecen de tener ancestros con “pies de loto”. En la misma Cantón, a finales del siglo XIX, se volvió una práctica común vendar los pies de la mayor de las hijas de una familia de clase baja con el propósito de convertirla en una dama. La intención era que la hija lograra un matrimonio ventajoso económicamente y así hacer prosperar a la familia. A las hijas menores no se les vendaban los pies. Éstas al crecer se las destinaba a ser servidoras o esclavas domésticas. Cuando les llegaba la edad de casarse podían convertirse en las concubinas de hombres ricos o las esposas de obreros, campesinos o artesanos.




Al no tener los pies vendados, éstas mujeres podían realizar trabajos pesados en el campo, ayudar a sus maridos en sus negocios o afrontar las tareas de ama de casa y crianza de los hijos. Se asumía que las hermanas mayores, convertidas en damas gracias al “pie de loto”, nunca necesitarían trabajar. Aunque algunos reformadores cuestionaron la práctica, no fue hasta a principios del siglo XX cuando comenzó su declive, en parte por el cambio de las condiciones sociales y en parte como resultado de campañas contra el vendado de pies.1 El vendado de pies provocaba discapacidades motoras de por vida en la mayoría de mujeres a quienes les había sido practicado. Hoy en día, las pocas mujeres con “pie de loto” que quedan en China, son ancianas con importantes problemas de movilidad y necesitan cuidados y asistencia continua.