El artista taiwanes Ben Chen es especialista en el humor negro. Sus más famosas series ilustradas tratan sobre protagonista de famosos cuentos de niños haciéndose cosas terribles el uno al otro. Su trabajo es interesante, ya que nos hace pensar y cuestionarnos sobre la inocencia e ingenuidad presente en los dibujos animados, planteándonos el otro lado de la historia.

Sabemos que la mayoría de sus piezas son irreverentes y malignas, pero no cabe duda de la genialidad y creatividad que tiene este innovador artista.