sh3CL

 


Mientras se viaja por Taiwán, es difícil no darse cuenta de la luminosidad de las “tiendas habitación individuales” que hay en casi todas las esquinas. Lo que es aún más peculiar es la visión de las mujeres jóvenes vestidas seductoramente sentadas detrás de los mostradores de estas estructuras luminiscentes. Son las vendedoras de uno de los vicios más peculiares de Taiwán, la masticación de la nuez de betel. Popular en toda Asia y en todo el Océano Índico, la nuez de betel, (Paan en la mayoría de los países del sur de Asia) es una mezcla de diversos ingredientes como la hoja de betel en combinación con la nuez de areca. Juntos forman un estimulante suave, casi tan poderoso como el café. Es popular entre los conductores de camiones en Taiwán, ya que ayuda a mantenerse despierto durante viajes largos.




En la lucha por el lucrativo mercado, las tiendas comenzaron a contratar a mujeres muy jóvenes para promover la tentación entre la clientela, en su mayoría hombres. Dado que la competencia es muy alta, a las mujeres se les animó a exponerse más y más, llegando a ponerse en la pantalla delante de las ventanas de vidrio vestidas con poco más que un tanga y un salto de cama.

Las coloridas tiendas, con sus empleadas ligeras de ropa, contrastan de forma sorprendente frente a un a menudo monótono paisaje urbano de Taiwán. Estas joyas de vidrio y neón, tientan al cliente no sólo con la nuez de betel sino también con la interacción de las chicas betel nut.