¡Harold Lloyd cuelga un reloj en Safety Last! (1923)

Como las pantallas verdes y los fondos falsos eran prácticamente inalcanzables, Safety Last utilizó la perspectiva para su ventaja. El conjunto se construyó a la altura adecuada para el ascenso de Lloyd, pero en el techo de un edificio al otro lado de la calle. Cuando Lloyd subió más, el conjunto se movió a edificios más altos.

El truco de Colleen Moore en Ella Cinders (1926)

Este efecto se logró filmando dos mitades de lacara de la actriz por separado. Se colocó un trozo de vidrio que estaba medio negro frente a su cara, filmaron, luego enrollaron la película y filmaron a la otra mitad.

Douglas Fairbanks se desliza en The Black Pirate (1926)

El hermano de Fairbanks, un ingeniero, diseñó este truco. La vela y la cámara se colocaron en ángulo, y el cuchillo de Fairbanks se conectó a una polea y contrapeso ocultos. El efecto ondulante en las velas se eliminó mediante el uso de hélices.

Buster Keaton conduce sobre un puente roto en Sherlock Jr. (1924)

Otra escena lograda con un efecto de vidrio mate. En este clásico de 1924, el personaje de Keaton recorre un puente partido y logra pasarlo no sin antes apoyarse en dos camiones que pasan debajo. Para esto, se grabó la escena mientras el puente seguía intacto y luego se rodó otra escena en la que los dos camiones transitaban con el puente ya destruido.

Patinaje sobre ruedas de Charlie Chaplin en una tienda por departamentos en Modern Times (1936)

Otro ejemplo del uso de un vidrio mate en el cine de inicios del siglo XX es el usado por Chaplin en esta icónica escena de la comedia Tiempos Modernos (1936). El actor y director patina en una tienda y casi cae al vacío. Para lograr este efecto, se puso en frente de la cámara un vidrio mate pintado con parte de la escenografía.